INER fortalece sus proyectos de investigación con inclusión de Prometeos

Artículos científicos, convenios de cooperación para el desarrollo de proyectos, pruebas para predicción de potencia y velocidad de viento, además de la gestión de un convenio interinstitucional, fueron parte de la gestión del Doctor Alberto Reyes, Prometeo mexicano que completó cuatro estancias (dos meses cada una desde 2014) en el Instituto Nacional de Eficiencia Energética y Energías Renovables (INER).

Entre los logros de la vinculación se encuentra la firma de un convenio entre el INER, el Instituto Nacional de Electricidad y Energías limpias (INEEL) de México y The Institute for Systems Engineering and Computers (INESC), para desarrollar modelos en inteligencia artificial para la predicción en parques solares y eólicos, acuerdo que beneficiará directamente la investigación de Ecuador en este campo.

De acuerdo a una entrevista, Alberto Reyes dio su perspectiva sobre los desafíos del país en materia energética e inteligencia artificial.

¿Qué desafíos considera que tiene Ecuador en materia de eficiencia energética y energías renovables?

Los desafíos más importantes tienen que ver con el mejor aprovechamiento de los recursos naturales del país. Estos ya existen y en algunos casos en abundancia, como la capacidad de generación hidroeléctrica con la que cuentan. Por lo tanto, el problema se reduce a un tema de eficiencia energética que se debe atender. Una forma de lograrlo es mediante el uso diversificado de nuevas tecnologías de almacenamiento de energía, micro redes para la integración de renovables a la red eléctrica y optimización del despacho de energía.

Conociendo su experiencia en el tema ¿De qué trata la inteligencia artificial?

La inteligencia artificial trata de proveer de inteligencia a las máquinas para automatizar y hacer más eficientes algunas tareas que normalmente se realizan por los humanos, resolver problemas complejos y construir herramientas de estudio de la inteligencia natural. Las máquinas a las que me refiero pueden ser dispositivos móviles, computadoras, sistemas embebidos, y todo aquel dispositivo físico o virtual capaz de interactuar con el mundo real. En el dominio de las energías renovables existen problemas que por su naturaleza aleatoria, incierta e intermitente requieren de técnicas alternativas para su solución. La inteligencia artificial es una de esas alternativas.

¿Cómo fue su experiencia en el INER a nivel técnico y personal?

A nivel técnico tuve la oportunidad de abordar temas de interés global como la predicción eólica y la optimización del manejo de presas con técnicas de inteligencia artificial. En el desarrollo del proyecto nos enfrentamos a distintos restos que también son retos de  muchas otras aplicaciones de la inteligencia artificial, como el tratamiento de errores por uso de variables discretas y la complejidad computacional.  En lo personal, tuve la oportunidad de trabajar con personas que, aunque muy jóvenes, son muy profesionales y han tenido resultados importantes en otros proyectos de impacto nacional. La comunidad del INER es muy especial por sus valores como personas, por lo que fue muy fácil insertarme en la institución y sentirme como en casa.