INER colabora con la GIZ en el programa “Ciudades Intermedias sostenibles”

El Instituto Nacional de Eficiencia Energética y Energías Renovables (INER) ha trabajado durante seis años en una línea prioritaria de investigación que analiza la problemática relacionada a la eficiencia energética en edificaciones, proponiendo soluciones cuyo enfoque permitirá generar mejoras económicas y ambientales en entornos urbanos.

Para fortalecer esta labor la Agencia Alemana de Cooperación Internacional (GIZ, por sus siglas en alemán) apoya al fortalecimiento del equipo de investigación del INER en temas de desarrollo urbano sostenible a través de distintas medidas que permiten la transferencia  tecnológica y la capacitación,  entre estas se encuentra la facilitación de un “Experto Integrado”  del Centro para la Migración Internacional y el Desarrollo (CIM) que desarrollará labores de investigación junto al equipo técnico del INER; a su vez, los técnicos e investigadores del INER participarán de forma activa en el programa “Ciudades Intermedias Sostenibles” (CIS), de la GIZ, cuyo objetivo principal es poner en práctica el  desarrollo  urbano  sostenible,  de  acuerdo  con  la Agenda 2030, la Nueva Agenda Urbana (NUA) y el Acuerdo de París sobre el Cambio Climático.

En Ecuador,  las  ciudades  intermedias identificadas para implementar el programa  de desarrollo urbano sostenible son: Cuenca, Lago  Agrio,  Loja,  Portoviejo y  sus  regiones aledañas, que atestiguan el rápido crecimiento de su población, lo que ha desencadenado problemas como el consumo desigual de recursos, destrucción de zonas agrícolas para favorecer  la construcción, problemas ambientales y desigualdad social, entre otros,

En estas ciudades se programarán soluciones  a  problemas actuales, a través del fortalecimiento y  uso adecuado de  nuevas  tecnologías  de  la  comunicación  en  la  gestión urbana y los  ejes  de  acción: movilidad urbana y energía sostenibles en Cuenca; resiliencia  urbana,  gestión  de  riesgos  y  adaptación  al cambio  climático en  Portoviejo; vínculos  urbano-rurales y seguridad alimentaria en Lago Agrio; mejoramiento de barrios residenciales, seguridad y espacio público en  Loja. Las experiencias obtenidas serán puestas a disposición de otras ciudades intermedias para ser consideradas en la Agenda Nacional de Desarrollo Urbano.

Con la vinculación del INER en este tipo de proyectos se fortalece las capacidades y la transferencia de conocimiento para alcanzar el  desarrollo sostenible  y  el  uso eficiente de la energía en zonas urbanas del país.