INER fortalece su capacidad de investigación en geotermia

Para validar las actividades del proyecto que busca analizar la factibilidad y desarrollo de un prototipo para el uso de energía geotérmica en la climatización de invernaderos, hoy se realizó en las instalaciones del Instituto Nacional de Eficiencia Energética y Energías Renovables (INER), el Primer Comité de Seguimiento, el mismo que estuvo integrado por las principales autoridades del INER, representantes de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), delegados del Ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana y personal técnico del INER.

Martín Cordovez, Director Ejecutivo (e) del INER, dio la bienvenida a los asistentes y puntualizó que la investigación planteada puede generar capacidades importantes en el sector agroindustrial a través del cultivo mediante invernaderos y destacó que para su ejecución se cuenta con la colaboración, como socios estratégicos, de la Universidad Politécnica de Cataluña y la Organización de la Economía Popular y Solidaria, Maquita Cushunchic.

De su lado, el Subdirector Técnico (s) del INER, Ricardo Narváez, recordó que el cambio climático ha afectado a la agricultura “y un método para adaptarnos a estos cambios es la introducción de geotermia en baja y media entalpía en usos directos”; por ello, la investigación que se ha planteado no se basará solo en simulaciones, sino también, en su aplicación práctica, la misma que se podrá ver de manera efectiva en el desarrollo del proyecto y con ello, generar interés en replicar la tecnología.

La Geotermia significa “calor de la tierra” y el término energía geotérmica se utiliza actualmente para indicar la parte de la energía (bajas y altas temperaturas) de la tierra que puede o podría ser recuperado y explotado por la humanidad; en este sentido, se puede utilizar el calor, por ejemplo, emanado por volcanes, fumarolas y manantiales calientes. Por entalpía se entiende al contenido energético, entendiéndose como alta entalpía la temperatura mayor a 220°C, que se puede utilizar para la generación de energía eléctrica; media entalpía a la temperatura entre los 150° y 220° C y la baja entalpía a temperaturas mayores a 150°C, estas últimas de uso directo como para calefacción de áreas y grandes espacios.

Con el desarrollo del proyecto “Análisis de factibilidad y desarrollo de un prototipo para el uso de energía geotérmica en la climatización de invernaderos”, financiado por la AECID, que se lleva a cabo en Calpi, parroquia rural del Cantón Riobamba, en la provincia de Chimborazo, el INER busca el aprovechamiento de la temperatura estable de la tierra y con ello aportar al mejoramiento productivo y fortalecimiento de la competitividad del país en el área agrícola y agropecuaria.


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *